Como apasionado del mundo empresarial, en los últimos años me he ido fijando en la poca durabilidad de muchísimos negocios. Eso me ha llevado a realizar un análisis de cuál o cuales pueden ser los motivos que generan esta tendencia.

La conclusión final, aunque la comente ahora al principio, es que mucha gente abre un negocio, físico u online, sin asumir que en ese momento se está convirtiendo en empresario y, como tal, debe tener unos conocimientos mínimos empresariales o dejar la parte gerencial de del negocio a una persona que los tenga.

Un ecommerce no deja de ser un negocio y, para que funcione, debemos de concienciarnos de que hay que tratarlo como cualquier empresa. Muchas personas que han montado su tienda online cometen una serie de errores que les hace sentir en muchas ocasiones que su ecommerce no funciona.

Entre algunos de los errores más comunes se encuentra centrar el negocio en el producto y no en el beneficio empresarial, el descuidar la marca y su repercusión en el negocio, el descuidar a los clientes y no hacerles seguimiento, no analizar el negocio y no tener métricas, no mirar de reojo a la competencia y descuidarla y, uno muy importante, no considerar el envío de lo que compran los clientes como parte fundamental del negocio.

Las compras por internet están creciendo año tras año y, por eso, el que tenga un ecommerce, o quiera montar uno, deberá de tener esa visión empresarial porque, de lo contrario y más pronto que tarde, estará pensando mi ecommerce no funciona.

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *